DESPEDIDA JUNIO 2011.

Se despide Ginés

Compañeros, ha llegado la hora de que muchos de nosotros emprendamos nuevos caminos.
Desde hace doce años, que he permanecido en el Equipo Directivo, he pretendido ser un compañero más, un denostado maestro más, no sucumbiendo nunca a los cantos de sirena de la Administración. Igualmente, intenté mejorar nuestras condiciones de trabajo y nuestras relaciones personales.
Algo de todo ello creo que se consiguió, y la consecuencia es que me despido con más amigos que cuando entré.
Pienso que ésta es la línea a seguir, y no cabe la menor duda que el nuevo Equipo la continuará y la mejorará ampliamente.
Un saludo a todos y suerte en nuestra y vuestra andadura.

Y se despiden los/las demás

Seguidamente habló Emi, que vino a decir, más o menos, lo siguiente:

Llevo 30 años aquí, casi una vida. Me he llevado bien con todos y me llevo de aquí muchos más buenos recuerdos que malos.

Mª Carmen Sánchez dijo que en realidad no se hace uno a la idea de que se va hasta que llega septiembre y se incorpora en el nuevo colegio. Dice que ha estado aquí muy a gusto y que siempre tendrá a este colegio en su recuerdo.

Intervienen algunos compañeros más de los nos dejan, despidiéndose en términos similares a los anteriores.

Escrito de Olga

Finalmente, toma la palabra Rosa López para leernos el escrito que ha realizado Olga para la ocasión, no habiendo podido estar ella presente en esta despedida. Dicho escrito es el siguiente:

Granada, a 29 de Junio de 2011

Hola a todos.

Lo primero, deciros que siento mucho no poder estar ahí, no sabéis lo que me apetecía y lo que suponía, pero hay muchos momentos en que las circunstancias mandan y no puede ser, y mientras vosotros estáis ahí, a mí me están haciendo una pequeña intervención quirúrgica que, aunque no podía demorarse, no es grave. Mañana estaré dando guerra.
El hecho de no poder estar ahí, con vosotros, no podía hacer que no dijera algunas cosas.
Lo primero de todo, quería agradeceros el cariño y el apoyo que he recibido en todo este tiempo, desde que emprendimos mi proyecto de dirección. Tan sólo espero no decepcionaros, aunque sé que me equivocaré en algunos momentos. Estos días han sido raros para mí, en los que se entremezclaban sentimientos ambivalentes de tristeza por la etapa que dejo, (infantil ha sido mi pasión, y mis “compas”, mis niñas, han sido de lo mejor que me ha pasado), e ilusión por lo nuevo, por los proyectos, por el sueño de una escuela que gracias a los cimientos que han dejado estos tres “pedazo de maestros” que son el equipo directivo actual, será posible…
Pero es momento de despedidas, y me sabe tan mal no hacerlo allí… Y en estos momentos solo puedo deciros GRACIAS. Gracias a los interinos y provisionales que os vais, ya que en este tiempo esto también ha sido vuestro; gracias y suerte a vosotros y vosotras, maestros definitivos que os han dado en el traslado: Chari, Emi, Juan, Rubén, Ana, M. Carmen, Conchi. Vuestro trabajo seguro que ha tenido sus frutos y ahora os toca descansar por lo menos de carretera. Sólo espero que os vaya al menos como aquí.
Gracias antiguo equipo directivo, nos habéis puesto el listón muy alto; por tu control y saber hacer las cosas, Ginés; por tu cercanía y comprensión, Paco; y por tu organización, Antonio.
Pero de un modo especial quiero darte las gracias a ti, Ginés, y creo que no hablo en primera persona. El colegio encontró en ti la serenidad que necesitaba en todos estos años. Tu paso por aquí ha sido el ejemplo de trabajo, esfuerzo e implicación, pasito a pasito, sin hacer mucho ruido, pero dando pasos realmente certeros… El CEIP Gran Capitán pierde un eslabón muy importante, Íllora pierde un luchador y defensor incansable. Sin ti, todo esto no será igual. Es cierto que, como tú dices, nadie es imprescindible, pero también es cierto, que hay personas muy importantes que dejan huellas imborrables, y estoy segura que entre sus nombres, en la historia reciente del colegio, el tuyo es uno de ellos.
En el plano de lo personal, también tengo que darte las gracias, primero por conocerte, segundo por apreciarme y tercero por confiar en mí como sucesora. Estos meses me has enseñado tantas cosas… que espero poder llevarlas a efecto…
Y bueno, como sé que no te gustan las despedidas, sólo una cosa más.
Este centro, estos compañeros y compañeras, este pueblo y esta aprendiza de directora, no podíamos dejar que te fueras sin que te dijéramos: GRACIAS POR SER MAESTRO, con este regalo.
Esperamos que esta insignia del maestro haga que te acuerdes de lo importante que eres y del huequecito que has dejado en nosotros.

Suerte, ánimo, fuerza y besos.

Pasadlo bien.

Nos vemos pronto.

Olga

Y aquí tenéis algunas fotos de la comida Final de Curso

© Antonio Castro 2011
CEIP Gran Capitá
n

Reflexiones, despedidas y homenajes