.

El complemento circunstancial

El complemento circunstancial (CC) forma parte del predicado y se utiliza para precisar cómo, dónde, cuándo, con qué... se desarrolla la acción.

El complemento circunstancial puede estar formado por un sintagma nominal, con o sin preposición, o por un adverbio.

Ejemplos:

  • Mi hermano vendrá el sábado (sintagma nominal sin preposición).
  • El accidente fue allí (adverbio).
  • En Inglaterra se conduce por la derecha (sintagmas nominales con preposición)

El complemento circunstancial puede ser de diversos tipos:

  • Complemento circunstancial de lugar: La fiesta será en mi casa.
  • Complemento circunstancial de tiempo: La reunión se celebrará mañana por la tarde.
  • Complemento circunstancial de modo: Él consiguió ganar con mucho esfuerzo.
  • Complemento circunstancial de cantidad: El fin de semana descansamos muy poco.
  • Complemento circunstancial de causa: El caballo se desmayó por agotamiento.
  • Complemento circunstancial de finalidad: Estamos ahorrando para las vacaciones.
  • Complemento circunstancial de compañía: Iremos al cine con los niños.
  • Complemento circunstancial de materia: Ellos construyen la casa con madera.
  • Complemento circunstancial de instrumento: Él riega el jardín con la manguera.

¿Cómo localizo el complemento circunstancial? Cuando una parte del predicado no es complemento directo, ni complemento indirecto, estaré ante un complemento circunstancial y tendré que pensar de qué tipo es.

La oración sólo puede tener un complemento directo, uno o dos complementos indirectos y varios complementos circunstanciales. Hemos destacado la expresión puede tener, porque eso no significa que tenga que tenerlos a la fuerza. Veamos varios ejemplos con algunas de las posibilidades:

- Predicado sin complementos:

- Predicado con complemento directo:

- Predicado con CD y dos CI:

- Predicado con CD y dos CC:

El análisis sintáctico paso a paso

PASO 1

  • Localizar correctamente el verbo (es absolutamente determinante este paso para continuar con el análisis de la oración).
  • Felipe escribió una bonita carta a su madre con una pluma la semana pasada. --> El verbo está claramente destacado.

PASO 2

  • Una vez localizado el verbo determinamos el sujeto y el predicado de la oración. Para ello localizamos el sujeto preguntándole al verbo: ¿Quién?
    Felipe escribió una bonita carta a su madre con una pluma la semana pasada. --> ¿Quién escribió? Felipe = Sujeto. Y todo lo demás es el predicado. Señalamos el núcleo del sujeto y del predicado.

PASO 3

  • Vemos si hay un complemento directo preguntándole al verbo: ¿Qué?
    Felipe escribió una bonita carta a su madre con una pluma la semana pasada. --> ¿Qué escribió? Una bonita carta = CD. Señalamos el núcleo del CD.
    Si no hubiéramos obtenido respuesta, tendríamos que preguntar: ¿A quién? Y la respuesta sería el CD.

PASO 4

  • Comprobamos si hay un complemento indirecto preguntando: ¿A quién?
    Felipe escribió una bonita carta a su madre con una pluma la semana pasada. --> ¿A quién escribió? A su madre = CI. Señalamos el nícleo del CI.
    Si no hubiéramos obtenido respuesta, tendríamos que preguntar: ¿Para quién? Y la respuesta sería el CI.

PASO 5

  • Los otros dos complementos que quedan son complementos circunstanciales y sólo tenemos que determinar qué tipo de circunstancia señalan.
    Felipe escribió una bonita carta a su madre con una pluma la semana pasada. --> ¿Con qué escribió? Con una pluma. La pluma es el instrumento para escribir; así que, diremos que es CC de Instrumento.
    Felipe escribió una bonita carta a su madre con una pluma la semana pasada. --> ¿Cuándo escribió? La semana pasada. La semana pasada es el tiempo en que escribió; así que, diremos que es CC de Tiempo.
    También debemos señalar sus núcleos.

Y así queda terminado nuestro análisis.

Para ver el análisis de una oración de Predicado Nominal pincha AQUÍ.

Actividades

De nuestra Web

De otras webs